23/1/16

Libros sin palabras





Nicholas Rougeux, un artista de Chicago, ha creado el proyecto Between the Words, un experimento por el cual a obras clásicas de la literatura se las despoja de todas sus palabras. ¿Qué queda entonces? Pues solamente los signos de puntuación. Rougeux coloca estos puntos, comas y guiones en una espiral de fuera hacia dentro. No sólo logra imágenes de cierta belleza estética sino que cada espiral tiene su propia personalidad, una especie de huella digital que la define e identifica. Así, podemos decir, cada libro, aun sin palabras, sigue siendo único.

En este enlace puede verse la página del proyecto.