14/12/16

Poemas sobre una banda de Moebius




Es bien conocida la banda de Moebius por sus propiedades topológicas y matemáticas. Basta tomar un papel largo, girarlo y pegar sus extremos girados:





Si hubiéramos dibujado una línea en una cara (de dimensión uno), pasaría a estar presente, ahora, en ambas caras (dimensión 2). Si se caminara por la banda, se andaría por ambos lados en un bucle continuo.  Si se corta la banda de Moebius por su mitad no obtenemos dos bandas más pequeñas sino una banda más larga. La banda de Möbius es, topológicamente, una superficie (dimensión dos), con un único borde y una única cara; es además no orientable. Sus propiedades se usan  en matemáticas, en ingeniería, en el arte, en física, en arquitectura, en bioquímica, en música y...en literatura.

Han sido varios los escritores que han usado una banda de Moebius para crear versos nuevos a partir de otros. Así, Don Gray en su obra Mobius Poem: Being a Four Dimensional Concrete Sculpture Happening., en el que escribiendo versos en las caras y luego cortando la banda, se autogeneran nuevos poemas:


O bien, Luc Étienne, el excéntrico escritor francés amante de la patafísica, con sus Poèmes à métamorphoses pour rubans de Moebius, un conjunto de ejemplos que permiten transformar totalmente el significado de un poema, una vez que curvamos el papel en que está escrito para formar una banda de Moebius. 





llegamos a:


De los iniciales, "Trabajar, trabajar sin cesar; para mí es lo sensato; no puedo gandulear; porque amo mi oficio" y "es realmente agotador; malgastar el tiempo; y es grande mi sufrimiento; cuando estoy de vacaciones", una estrofa en cada cara, la banda nos las transforma en un único poema:


Trabajar, trabajar sin cesar, es realmente agotador;
para mí es lo sensato malgastar el tiempo;
no puedo gandulear y es grande mi sufrimiento;
porque amo mi oficio, cuando estoy de vacaciones.



Moebius produce una transformación de significado tan sorprendente como la topológica.

Es fácil ensayar de crear nuestros propios poemas Moebius. Bastan papel, tijeras y pegamento.