5/2/17

Máquina mecánica que componía versos en latín





Eureka fue una máquina inventada por John Clark en 1845 que componía hexámetros en latín mediante la combinación de una multitud de bielas, levas y palancas. No era digital pero merece estar entre los artefactos humanos que crean literatura digital. La máquina ha sido restaurada recientemente. 

Para emular las odas de Virgilio y Ovidio, el mecanismo generaba versos de 6 pies formados por dáctilos (1 sílaba larga y dos cortas) y espondeos (2 sílabas largas). La información estaba codificada y "almacenada" en tambores que rotaban, cada uno de los cuales generaba palabras sintácticamente equivalentes, bien fueran nombres, adverbios, verbos o adjetivos, en un orden determinado [adjetivo-nombre-adverbio-verbo- nombre-adjetivo] a fin de que el significado fuera coherente. 

Barbara Froena Domi Promittunt Foedera Mala  

En definitiva, una versión mecánica de la generación por moldes informática actual.

Actualmente, la máquina es propiedad de la Alfred Gillett Trust .