9/10/10

Libroid


El concepto Libroid de Jürgen Neffe pretende utilizar un IPAD (de momento ya que está previsto que pueda ampliarse a otras plataformas) en dos modos de lectura diferentes. Por un lado, el más tradicional vertical, en que el texto se lee de arriba abajo. Por otro lado, el horizontal (el propio hardware del IPAD detecta la posición mediante pequeños giroscopios) en que la pantalla se divide entre zonas. Una central con el texto y dos laterales en las que se muestran los elementos multimedia y las referencias y enlaces. Este concepto dinámico se presta sobre todo a los libros técnicos, artísticos o científicos en donde las columnas laterales pueden estar mostrando información transversal on-time (mapas, fotos, sonidos, notas, vídeos, gráficos, etc.) que enriquecerá notablemente la lectura. Los elementos laterales permanecen “iconados” en un tamaño pequeño para no distraer la lectura hasta que el usuario los toca para agrandarlos. Imaginemos, por ejemplo, un ensayo sobre la Octava Sinfonía de Dvorak (ah! qué tercer movimiento!) y que a un lado aparezca la partitura, al otro un vídeo de una orquesta interpretándola y además se escuche la obra. Lo que no queda claro es el mercado de estas aplicaciones en términos de coste. Si ya serán caros de desarrollar, el uso de multitud de contenidos propietarios que hay que también hay que pagar, puede convertir a este tipo de “libros” en joyas (por el precio). Neffe también afirma que la paginación ya no tiene sentido siendo sustituida por un scroll y una barra de porcentaje de avance. No estoy yo tan convencido de que esto sea del agrado del lector. En una obra de mil páginas, el ir a la 745 es algo muy preciso. Un marcador que nos indique el 74% no lo es tanto.