11/2/15

E-reader de dos páginas





Que el libro convencional es un buen invento está fuera de toda duda. Por ello, es lógico pensar en aprovechar sus cualidades aun en la era digital. Y una de esas cualidades es la doble página que permite tener más texto ante nuestros ojos, algo que no es baladí porque permite situarnos, manejarnos mejor dentro del espacio-tiempo de la lectura.
 
Es lo que ha debido pensar el diseñador Fabrice Dubuy que propone, precisamente, un lector (e-reader) de tinta electrónica con dos hojas que pueden cerrarse como un libro convencional. Desde el punto de vista de hardware las variaciones no son importantes respecto a un lector convencional pero el software deber ser variado para que el texto fluya de una a otra página. El espacio de lectura aumenta considerablemente y la experiencia lectora es mejor.
 
De momento, se trata de un prototipo.