18/10/08

Cabo Trafalgar

Cabo Trafalgar (Alfaguara, 2005) de Arturo Pérez-Reverte es una novela con tintes históricos que narra la batalla de Trafalgar desde la visión de los marineros de base, de la carne de cañón que murió sirviendo a uno u otro bando.

Para ello, el autor inventa un barco que nunca existió, “el Antilla”, añadido a la batalla naval. El rigor histórico es correcto y la obra narra los prolegómenos y las consecuencias de la contienda, así como el desarrollo de la misma.

Como siempre, Pérez-Reverte utiliza un lenguaje directo, popular, emocional, que encaja a la perfección en la situación porque cuando uno está matando o muriendo no se anda con sutilezas. Una novela coral, con multitud de personajes y que, probablemente, busca ante todo despertar la conciencia hacia un pasado que no se recuerda lo suficiente y homenajear a aquellos hombres que se batieron con especial valor en una batalla que nunca debió darse. Un honrar su memoria.


Y para ello, nada mejor que el estilo agudo, punzante del autor, con su ironía y su humor cruel. Las malas condiciones de vida de los marinos se relatan con realismo, contraponiéndolas a las de la oficialidad. La tropa es ensalzada; los políticos que la mandan a la muerte es criticada con suma dureza. La crudeza de la batalla se narra sin cortapisas y es, en ocasiones, brutal y descarnada. Como debe ser, diría yo. En ocasiones, en especial cuando explica los términos marinos, es didáctica.

Además, el libro es realmente entretenido. Merece la pena leerlo.