31/10/08

El origen perdido

El origen perdido (Ed. Planeta, 2005) de Matilde Asensi sigue la línea de relato de sus anteriores libros. En este caso, narra la búsqueda arqueológica en Sudamérica de un lenguaje primitivo. Es un libro que se lee deprisa, entretenido, aunque le sobran páginas ya que la trama tiende a repetirse y la introducción que lleva a los personajes a su aventura en América consume cientos de hojas. Quizá por el interés en explicar cosas que seguramente hoy todo el mundo conoce (como qué es la web). Si se han leído otras novelas de la autora, quizá suene a “deja vu”, sobre todo la resolución de los acertijos que se van presentando que se parecen demasiado a los de El último Catón.

Como siempre, la prosa de Asensi es directa, sencilla y atrayente. Y, como siempre, de vez en cuando hay algún pensamiento que brilla por su profundidad o por su ternura emotiva. Estas joyitas escondidas aquí y allá son una agradable sorpresa. Los personajes no tienen gran profundidad sicológica pero tampoco vendría a cuento porque lo importante es la acción. No considero que sea una obra rigurosa en lo técnico y lo histórico pero no creo que tampoco se pretendiera eso en una novela que, de encuadrarse, en algún genero sería en el de aventuras. Y, como libro de aventuras, está muy bien.

El libro incluso ha tenido su controversia acerca de un supuesto plagio (
http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2005001397 ) aunque, en mi opinión, el que se utilicen datos técnicos que hayan sido descubiertos o usados por otros es anecdótico porque no se trata de un ensayo científico.