22/9/22

Diarios íntimos

 

Diarios íntimos (Pepitas de Calabaza, 2022), de Teresa Wilms Montt, es el relato, en modo de reflexiones personales, de la infeliz e intensa vida de la escritora. Retazos de diarios, cartas, poemas y relatos escritos en los pocos años que tuvo para dar rienda suelta a su creatividad.

En los diarios se describe el paso de la poetisa por el Convento de la Preciosa Sangre, sus viajes a Argentina y a Europa, su infidelidad a un marido también infiel, los amores y desamores, su tristeza ante la separación de sus hijas, y sus años de vidas antes de fallecer.

Los diarios contienen los pensamientos de Teresa. Una joven sobresaliente, brillante en inteligencia, amante de la literatura y muy bella. El que dedicara más tiempo a los libros le genera conflictos familiares e infelicidad.  

En el Diario II, que es el corazón de este libro, Teresa está ya recluida en un convento por haber sido infiel con un primo de su marido, Vicente Balmaceda. Teresa está enamorada de otro, totalmente alejada sentimentalmente de un esposo infiel al que aborrece, pero atada a él porque en el Chile de primeros del siglo XX, el divorcio se veía como una aberración. 

Describe sus estados de ánimo, el drama de ser encerrada contra su voluntad, el amor por Vicente, la decepción, el horror de la separación, el dolor y tristeza de una familia que le da la espalda y se pone del lado de su marido. Sólo la sostiene el anhelo de encontrarse con Vicente: “¡Tesoro! ¡Mío! ¡Vicente! Espero y ya no quiero esperar”. 

Teresa Wilms Montt reflexiona sobre el amor y la pasión, la familia, la literatura, Dios, la soledad y la rabia de no poder ser.

Y, siendo libre en espíritu, sin embargo siente, también, remordimientos por lo que la sociedad considera una culpa, está pendiente del qué dirán, sufre encerrada no sólo por el convento sino por los paradigmas sociales. 

Logró huir rumbo a Buenos Aires ocho meses después de su enclaustramiento, gracias a la ayuda del poeta Vicente Huidobro

Un libr que no idolatra a la protagonista sino que la muestra en su realidad y en su inteligencia.

Teresa fue retratada por Julio Romero de Torres en el cuadro que sirve de portada.
 
La escritora chilena murió en 1921 con sólo 28 años y hoy es una figura literaria injustamente olvidada. 


0 comentarios :