8/3/08

Sólo ahora


Entonces no era consciente de cuánto te amaba. Aunque te amaba con locura, sólo he sabido cuánto y de qué manera tan radical te adoraba después de tu marcha. Yo te decía, te quiero. Pero no sabía en realidad cómo te quería. Lo supe después, cuando ya no importaba. Yo te decía, te deseo. Pero sólo ahora sé lo que es desear tu cuerpo. Yo te decía, te necesito. Y aunque necesitaba tu presencia cada instante de mi existencia, sólo ahora sé lo que duele necesitarte así. Yo te decía, te extraño pero es ahora cuando he conocido el dolor desgarrador de tu ausencia que me devasta el alma. Entonces, sólo vivía para ti pero sólo hoy sé lo que eso significa. Te decía, te amaré siempre, pero es hoy – mi amada compañera- cuando sé con toda certeza que es radicalmente cierto.