25/3/08

Razones para odiar la muerte






La muerte es ruin porque trunca la vida, porque impide los sueños,  porque juega sucio y desbarata las aspiraciones. Es maligna porque no es elegible y no es evitable, porque llega sin avisar o acude con humillación y penar. No es cierto que sea parte de la vida, que haya que aceptarla, que nos hace conocer lo importante del mundo y da sentido al ciclo de la existencia. La muerte no abre la puerta de otra vida mejor, sólo cierra caminos, asesina esperanzas e impide el que aprendamos. La muerte es agria y sucia, nociva, no construye, está hecha de dolor, de barro, de sudor pegajoso, de inutilidad. La muerte es inútil y cruel. La muerte merece ser odiada.
Podría encontrar millones de razones para odiar la muerte pero, en realidad, sólo importa una: que te eligió a ti de manera tan injusta.